Reflexiones

¡Termina el año!

Fuente: Cathopic

Estimados amigos de la Familia María Madre,

Finaliza ya este año. A pesar de las dificultades y limitaciones hemos continuado con nuestras actividades dando gracias a Dios porque todos los miembros de la Familia estamos bien.

Debido a la situación actual no hemos podido visitar a nuestros Hermanitos Misioneros pero hemos estado en contacto telefónico, que nunca puede sustituir la presencia física pero ofrecemos esta dificultad al Señor, unidos a Su cruz, por la santificación de los sacerdotes y las vocaciones sacerdotales.

Por este mismo motivo hemos estado centrando nuestros esfuerzos en algunas actividades complementarias de nuestros proyectos: el impulso de la participación e implicación de toda la sociedad en la necesidad de ayudar y animar al sacerdocio católico en su misión, dar a conocer el valor del sufrimiento humano como una fuente de fuerza para la Iglesia y promover la dignificación de nuestros hermanos más desfavorecidos y todo ello mediante la concienciación en las redes sociales. Naturalmente, siempre hemos continuado con nuestra principal misión de intercesión por la santificación de los sacerdotes y las vocaciones sacerdotales mediante la oración y el ofrecimiento.

¡Jesús, nuestra esperanza, ha nacido de nuevo en nuestros corazones! ¡Alegrémonos y gocémonos!

Esperamos que durante el año que comienza María Santísima, Madre de la esperanza, nos acompañe en el camino y nos transmita su alegría en el servicio al Señor, a pesar de todas las dificultades.

¡Un fuerte abrazo!